La Congregación

Madre Mª del Pilar Arechavaleta Iturrioz

Nace en Bilbao 7 de noviembre de 1880. Hija de don Emiliano Arechavaleta  y doña Concepción Iturrioz.

Crece en un bello ambiente familiar que se ve ensombrecido por la muerte de su madre cuando Pilar tiene 9 años; a partir de ese momento, Mª del Pilar pide a la Virgen que sea ella su madre.

Son palpables desde bien jovencita su encanto natural, su sencillez, su generosidad con gran capacidad de entregarse a los demás y una alegría innata que más tarde le llevaría a decir: “Con fortaleza en las dificultades y siempre alegres”.

Muy joven, siente la llamada de Dios; ingresa como religiosa a los 19 años. Destaca por la práctica de todas las virtudes, especialmente la caridad.

En 1940 funda en Madrid la Congregación de Religiosas Misioneras de María Ianua Coeli transmitiendo a sus hijas un corazón grande que sienta las necesidades de todos los hombres, en especial de la juventud de todos los tiempos. Muere el 29 de julio de 1973.

El Señor colmó todas sus ansias, por eso podemos decir:
“EL AMOR ES EL PESO QUE ME LLEVA A LA VIDA” (San Agustín).

RELIGIOSAS MISIONERAS DE MARÍA IANUA COELI

La Congregación de Religiosas de María Ianua Coeli, nace en Madrid el 2 de Julio de 1940, cuando la Madre Pilar Arechavaleta, dócil a las indicaciones del Espíritu Santo, en medio de una situación moral y religiosa muy complicada para las jóvenes. Toda la problemática de este momento golpea el corazón apostólico de la Madre María del Pilar, que opta por la fundación de una nueva familia religiosa que  inicia su andadura como  “Asociación” el año 1940 bajo la advocación de “Ntra. Sra. Del Amparo”.
En 1947 es reconocida como “Pía Unión”, y erigida canónicamente como Congregación por el Arzobispo de Madrid, D. Casimiro Morcillo, el 15 de Agosto de 1966.

Nuestro Carisma surge como respuesta a la situación de las jóvenes que en plena posguerra, estaban desvalidas, solas y sin formación alguna, a expensas de cualquiera que quisiera aprovecharse de ellas. Cuando, por los efectos del hambre, la pobreza y la guerra, el nivel moral obligaba a muchas de ellas a vivir de cualquier suerte que se les presentara. Nuestra fundadora, sale a las calles en su busca, les ofrece un hogar, un refugio y una formación para que puedan salir adelante, sin que tengan que rebajarse y perder su estima personal en manos de nadie.

De esta manera, inculcó en todas nosotras el amor por la juventud, sobre todo las más necesitadas, tanto moral como materialmente. A buscar en nuestro carisma colaborar con Dios en la Salvación de las almas y en mostrar el amor siempre misericordioso de un Dios que nos ama en cualquier situación y nos da siempre una nueva oportunidad.
En la breve historia de nuestra congregación, nuestras fundaciones se han ido enmarcando a lo largo de las siguientes fechas:

  1. Comunidad Velázquez. Madrid el 21/08/1942.
  2. Comunidad de Bilbao.  Bilbao 21/06/1946. Colegio y Residencia Sta.  Mª de Artagan
  3. Comunidad de Villalba. Villalba 20/03/1953. Colegio Virgen de la Almudena.
  4. Comunidad ”El Pilar”. Casa General y Residencia Universitaria. Aravaca (Madrid) 07/12/1965
  5. Comunidad de Elche. Residencia y cooperación con la Basílica de Sta. María. Elche 08/09/1977
  6. Comunidad  de Nazareth. Arequipa (Perú) 31/01/1986
  7. Comunidad  Sta. Rosa. Arequipa (Peru) 14/03/1991
  8. Comunidad de Linares. Linares (Jaén) 15/02/1994
  9. Comunidad Noviciado Kostka. Arequipa (Peru) 02/02/1996
  10. Comunidad “El Pilar”. Callao- Lima (Perú) 14/06/2001

NUESTRA MISIÓN EN PERÚ

  “TODAS SOMOS UNA EN UN SITIO O EN OTRO” (la Madre)
Nuestra Madre fundadora siempre quiso que  nos extendiéramos por todo el mundo… “vamos a desplegarnos decía…” y es así que un 23 de enero de 1986 llegaron al Perú cuatro hermanas, llenas de ilusión y esperanza; fíadas de Dios y abandonas en la divina providencia.

Como apóstoles de Cristo desde María Ianua Coeli abren caminos de Amor dispuestas a servir al más necesitado. Es en la ciudad de Arequipa donde empiezan da comienzo esta gran misión  en favor de las almas.
Actualmente contamos con cuatro casas, donde tenemos: internados, hogares, colegios, residencias.

M. María del Pilar, mujer privilegiada que supo llevar su vida de Consagrada a un ideal, entrega de amor a Dios  y a las almas más necesitadas.
Ella nos enseñó que el estar constantemente dando gusto a Dios nos alumbra la puerta del Cielo, nos lleva hacia ella y nos da fuerza, energía para cumplir lo fácil y lo difícil.

CASA NAZARET: fue fundada un 30 de enero de 1986, donde se alberga actualmente a adolescentes que necesitan apoyo moral, religioso y sobre todo calor familiar. Sabedoras de que el esparcimiento es de gran valor formativo, se desarrollan distintas actividades como: gimnasia, juegos escénicos, folklore, música, deporte, charlas…
LA RECREACION ES PARTE DE LA FORMACIÓN

CASA SANTA ROSA: Siguiendo los deseos de nuestra madre “… de extender nuestro carisma…” y viendo la necesidad de tantas jóvenes que vienen de otras provincias, sin un lugar donde vivir, en esta ciudad de Arequipa; pensando en ellas, un 12 de octubre de 1990 se funda esta Casa – Residencia, donde actualmente se acogen cerca de 50 jóvenes que con sus estudios y su trabajo forjan un futuro mejor.
Les abrimos las puertas, les ofrecemos un ambiente familiar, les brindamos atención personal… participan de charlas formativas, catequesis, y diversas actividades que preparamos para ellas. El amor a la Virgen les acerca a Cristo es por ello que dedican el mes de Mayo a María. “llevar a Dios y a la Virgen, a nuestras jóvenes, encierra todo ideal de María Ianua Coeli”.

CASA EL PILAR: (LIMA) “llevar la BUENA NUEVA a todos los lugares y a todas las gentes…”  Es el mandato que como Misioneras de María Ianua Coeli, vivimos y lo transmitimos, por ello el 14 de junio de 2001,  se funda esta casa en Lima Callao,  con el fin de brindar oportunidades a nuestras jóvenes que con inquietudes propias de su edad, buscan realizarse y situarse en el mundo laboral. Nos interesamos por la persona, les ofrecemos un ambiente familiar, talleres, charlas, convivencias…

CASA NOVICIADO KOTSKA: “… y ellos dejándolo todo le siguieron.”  Esta casa fue fundada un 2 de febrero de 1986, es el primer hogar donde la religiosa conoce mejor a la congregación, el carisma, etc; supone, ante todo, ponerse en las manos de Dios, y alcanzar el deseo profundo de seguir a Jesús. Es el lugar donde la novicia profundiza en la vida espiritual, la vida de oración, los sacramentos,… es Jesús mismo quien nos va transformando día a día.